Portal oficial del Gobierno de Puerto Rico 

Un sitio web oficial .pr.gov pertenece a una organización oficial del Gobierno de Puerto Rico.

Los sitios web seguros .pr.gov usan HTTPS, lo que significa que usted se conectó de forma segura a un sitio web.

Se prepara el NMEAD para la temporada de huracanes

Se prepara el NMEAD para la temporada de huracanes
19 de abril de 2022

Actualizar la lista de refugios, enviar suministros a municipios y ofrecer adiestramientos en manejo de desastres a funcionarios y ciudadanos son algunas de las acciones que está tomando el Negociado de Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (NMEAD) para prepararse para la próxima temporada de huracanes, que se extiende desde el 1 de junio hasta el 30 de noviembre.

Así lo explicó el comisionado del NMEAD, Nino Correa Filomeno, quien resaltó la importancia de que tanto el gobierno como la ciudadanía se preparen, pues los pronósticos meteorológicos de la Universidad Estatal de Colorado auguran que este año será una temporada de huracanes muy activa. Se estima que se producirán 19 tormentas con nombre, cinco más de lo normal. De estas, se espera que nueve se conviertan en huracanes y cuatro sean de categoría tres o más.

Correa Filomeno indicó que, tras lo ocurrido luego de los huracanes Irma y María en 2017 y los terremotos de 2020, el NMEAD, en conjunto con los negociados del Departamento de Seguridad Pública (DSP) y su secretario, Alexis Torres, y otras agencias del gobierno estatal y los municipios, están depurando la lista de lugares que servirán como refugio en caso de que ocurra un desastre.

“Dado que había problemas de columna corta en escuelas que estaban identificadas como refugio y ya no se pueden utilizar, se han añadido algunas escuelas que no se habían usado como refugio. Por la situación de los terremotos, algunos municipios han identificado canchas bajo techo cerradas y centros comunales”, comentó el comisionado. “También estamos trabajando un proyecto de preparación en que los centros comunales de los residenciales públicos se puedan usar como refugios para apoyar la atención de personas con necesidades especiales o discapacidades, para que tengan neveras para insulina o tanques de oxígeno, por ejemplo”.

El Negociado, que cuenta con 138 empleados distribuidos en diez regiones y la oficina central, distribuyó el año pasado cinco vagones a igual número de regiones. Cada vagón mide 16 pies de largo y cuenta con equipo de rescate útil para cualquier tipo de emergencia, tales como: cuerdas, sistemas de acarreo, iluminación, balsa con remos y motor, drones para asistir en labores de búsqueda y rescate, radio de comunicación, sistema de posicionamiento global (GPS, en inglés), linternas, generador de electricidad y equipo de protección personal para cinco personas.

“Hay cinco vagones ubicados en cinco regiones, una en el norte, otras en el sur, este, oeste y centro de la isla. Estamos en proceso de recibir otros cinco vagones, entre agosto y septiembre, para las cinco regiones que nos faltan”, detalló Correa Filomeno.

Además de repasar con los alcaldes los planes de emergencia de cada municipio, Correa Filomeno informó que el personal del NMEAD distribuyó 360 toldos a cada uno de los 78 pueblos, para un total que supera los 28,000. A las islas municipio de Vieques y Culebra, cuyo acceso suele ser más difícil durante y después de un desastre natural, también se les suplió lavadoras, secadoras, camillas y generadores a cada una.

Mencionó, además, que, debido a las complicaciones de transporte marítimo que pueden surgir durante una emergencia, la agencia trasladó este equipo necesario a las islas Vieques y Culebra. “Hay que llevar todo lo que podamos a las islas antes de que ocurra una emergencia. Logramos conseguir lugares a donde llevar estos equipos para que los alcaldes ya los tengan”, dijo Correa Filomeno. Agregó que también les llevaron equipo de protección personal contra el COVID-19, tales como mascarillas.

Aclaró que su agencia no cuenta con almacenes de artículos de primera necesidad. “Los almacenes que usa el NMEAD son los que tiene el gobierno a través del Departamento de Educación y el Departamento de la Familia”, insistió Correa Filomeno. “Antes del huracán María, FEMA tenía un solo almacén. Ahora tiene cuatro en puntos estratégicos desde donde la distribución será mucho más fácil. Están criollizados, con alimentos como arroz y habichuelas, que no se distribuyen en otros estados”, expuso.

Por otro lado, indicó que el personal del NMEAD se reunió con ejecutivos municipales de toda la isla para presentarles una radiografía de lo que necesita cada pueblo en cuanto a capacitación de manejo de desastres. “Con FEMA (siglas en inglés para la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias) estamos creando talleres y ejercicios de mesa de posibles situaciones de emergencia basados en circunstancias reales”, apuntó.

Dijo que empleados del NMEAD, del Departamento de Seguridad Pública, de otras agencias estatales y de los municipios han tomado adiestramientos de credencialización validadas por FEMA, que capacita a estas personas para desempeñarse adecuadamente y de manera interagencial en un Centro de Operaciones de Emergencia, el cual se establece para lidiar con los efectos de un desastre natural.

“Estamos trabajando talleres en conjunto con el Departamento de la Vivienda para tener un centro donde se ofrezca capacitación a personal de los residenciales públicos y a las comunidades”, señaló el funcionario.

Para impactar directamente a la ciudadanía, el NMEAD cuenta con 93 community hubs, que son centros de entidades sin fines de lucro que apoyan la distribución de alimentos y suministros en pueblos, especialmente en sectores de difícil acceso, que brindan apoyo a los municipios y cuentan con un plan de respuesta a nivel estatal.

Además, este año el Negociado ha ofrecido más de 48 adiestramientos a comunidades, empresas privadas y municipios bajo el programa de Equipos Comunitarios de Respuesta a Emergencias (CERT, por sus siglas en inglés).

“En los CERT se ofrece capacitación básica a la gente de cómo reaccionar en una emergencia y cómo ayudar a otras personas en peligro”. El taller se presenta en la comunidad a grupos de 30 personas o más, en tres sesiones de ocho horas (en tres días distintos), y al final los participantes reciben un certificado. Este taller cubre temas como el uso correcto del extintor, cómo inmovilizar a un herido y manejar la remoción de personas en peligro, entre otros. Se trabaja con distintos tipos de incidentes, desde incendios y desastres naturales hasta urgencias médicas y terrorismo.

“Es un programa que da herramientas que son buenas para que la gente pueda responder a una emergencia en caso de que las autoridades tarden en llegar”, resaltó Correa Filomeno. “Se ajusta a cualquier evento, por ejemplo, detener el sangrado de alguien que se corta con un vaso”.

Dijo que los ciudadanos interesados en más información sobre CERT o en solicitar talleres para su comunidad pueden llamar al NMEAD al 787-724-0124.

Aunque los talleres son para personas de 18 años o más, Correa Filomeno tiene entre sus planes retomar los programas CERT for Teens y CERT for Kids, que atemperan los adiestramientos a los menores de edad para que estos sepan qué hacer y cómo brindar apoyo en las labores de emergencia.

A toda la ciudadanía, Correa Filomeno instó a contar con un plan familiar y una mochila de emergencia para que estén preparados no solo para la temporada de huracanes, sino para otros eventos como sismos, derrumbes, inundaciones y tsunamis. En la página web del Negociado, https://manejodeemergencias.pr.gov/, hay información sobre qué hacer durante un terremoto y durante un tsunami, así como detalles sobre qué debe tener el plan familiar y la mochila.

“El tema del manejo de emergencias es para todo el año, no solo la temporada de huracanes”, advirtió Correa Filomeno. “Mientras no tengamos una emergencia, nos estamos preparando todo el tiempo. No podemos volver a pasar lo que vivimos con el huracán María”.