Portal oficial del Gobierno de Puerto Rico 

Un sitio web oficial .pr.gov pertenece a una organización oficial del Gobierno de Puerto Rico.

Los sitios web seguros .pr.gov usan HTTPS, lo que significa que usted se conectó de forma segura a un sitio web.

Rumbo a su graduación confinados y confinadas del sistema correccional

Rumbo a su graduación confinados y confinadas del sistema correccional
15 de marzo de 2022

Este año, la graduación del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico (UPR), sin duda alguna, será diferente. Y es que, en esta colación de grados que se realizará en junio, desfilarán, como graduandos, 12 confinados del Departamento de Corrección y Rehabilitación (DCR) que, tras culminar sus estudios universitarios en la prestigiosa institución académica, obtendrán su anhelado grado de bachiller.


Así lo explicó la secretaria del DCR, Ana Escobar, quien mencionó que entre el grupo se encuentran ocho hombres y cuatro mujeres, quienes aceptaron el reto de educarse mientras cumplen sus respectivas sentencias.

“La evidencia basada en la investigación científica ha demostrado que la educación constituye una de las mejores estrategias para promover la rehabilitación de los ofensores y transgresores, reduce la reincidencia, incrementa el nivel de empleabilidad, promueve la sustentabilidad económica de las personas confinadas y ayuda a reducir la violencia. Por todos esos elementos reafirmamos nuestro compromiso con la rehabilitación. Hoy celebramos con mucha emoción el esfuerzo de estas doce personas que decidieron estudiar y pronto verán los frutos de su esfuerzo”, manifestó la funcionaria.



Agregó que, los hoy candidatos a graduación, pertenecientes a la institución correccional Anexo 292 de Bayamón y el Centro de Rehabilitación para Mujeres de Bayamón, obtendrán un Bachillerato en Artes con concentración en Estudios Generales que otorga la Facultad de Estudios Generales del Recinto de Río Piedras tras un acuerdo firmado con el DCR en 2014.

“Estamos emocionados con esta buena noticia porque la misión del Departamento es rehabilitar a nuestra población, incentivarla y encaminarla para que logre reinsertarse de manera positiva a la libre comunidad”, subrayó la titular al tiempo que aclaró que los confinados y confinadas podrán continuar sus estudios aun cuando sean liberados por la Junta de Libertad Bajo Palabra, indultados o se les permita disfrutar de algunos de los programas disponibles bajo el DCR.

Según Escobar, el acuerdo educativo entre el DCR y la UPR permite promover la integración de personas a la sociedad de manera que puedan desempeñarse responsablemente como ciudadanos dotados de pensamiento crítico y reflexivo, con valores éticos y morales.

“Nuestro sistema desarrolla iniciativas que promueven la rehabilitación del confinado, por eso prestamos atención especial a este esfuerzo que le permite a la población correccional tomar los cursos libres de costo, exentos del pago de los cargos por concepto de solicitud de admisión y los relacionados a la matrícula”, añadió.

Explicó que los doce candidatos a graduación y otros diez participantes del programa comenzaron estudios luego de evidenciar que contaban con el diploma de cuarto año de escuela superior, uno de los requisitos para comenzar estudios a nivel universitario.


De acuerdo con Escobar, lo que inició como un proyecto piloto se ha transformado con los años y la experiencia. Comentó, además, que el acuerdo de colaboración se ha renovado en tres ocasiones y se inició con 25 hombres en el Anexo 292 de Bayamón y 25 mujeres, en aquel entonces en la Escuela Industrial para Mujeres de Vega Alta.

Aunque las clases, se impartían de manera presencial en los planteles penales, tras la pandemia, los cursos ahora se ofrecen a distancia mediante el uso de la tecnología. Los confinados participantes cuentan con equipo de tabletas para realizar trabajos y contactar a sus profesores. Sin embargo, por seguridad, el uso del internet es supervisado por los oficiales correccionales, dijo Escobar.

Del grupo de los diez hombres confinados en el Anexo 292, ocho han solicitado graduación para mayo de 2022, los otros dos deben terminar sus cursos en diciembre de este año. Del grupo de mujeres, cuatro han solicitado graduación para mayo de 2022, las restantes tres serán candidatas a graduación en diciembre de 2023.

“La educación es una herramienta esencial con la que podemos cambiar el mundo. Es un derecho universal que contribuye a la rehabilitación de los confinados y confinadas de nuestras instituciones. Esta graduación la vamos a celebrar todos porque es un logro de la agencia y de Puerto Rico”, concluyó la secretaria.