Portal oficial del Gobierno de Puerto Rico 

Un sitio web oficial .pr.gov pertenece a una organización oficial del Gobierno de Puerto Rico.

Los sitios web seguros .pr.gov usan HTTPS, lo que significa que usted se conectó de forma segura a un sitio web.

Qué representa para Puerto Rico el Plan de Ajuste de la Deuda

Qué representa para Puerto Rico el Plan de Ajuste de la Deuda
19 de febrero de 2022

Inicio de una nueva era para la Isla

Diariamente, por las pasadas semanas, mucho se ha escuchado hablar del Plan de Ajuste de la Deuda (PAD) y del nuevo Plan Fiscal. Ambos términos han cobrado titulares por sus implicaciones directas en la economía de Puerto Rico. Pero la pregunta de muchos es ¿qué representa el PAD para Puerto Rico?

Ambos eventos representan un avance histórico que dará paso al proceso de saneamiento de las finanzas gubernamentales, la salida de la quiebra, el retorno al crecimiento económico y el restablecimiento del ordenamiento democrático del Gobierno. Tanto el PAD como el Plan Fiscal beneficiarán directamente a todos los ciudadanos de la Isla.

El PAD le pone punto final a la quiebra del gobierno de Puerto Rico y lo coloca en una posición privilegiada para la mejor utilización de sus recursos. El PAD representa un oasis para la recuperación y crecimiento de la economía de la Isla. Además, allana el camino para que Puerto Rico regrese a los mercados de capital, elimine la incertidumbre y restaure la confianza de inversionistas en Puerto Rico, lo que fomentará, sin duda alguna, la inversión, el desarrollo económico, la creación de empleos y mejores oportunidades para todos.

Otro logro para Puerto Rico es la aprobación del nuevo Plan Fiscal que entrará en vigor a partir de julio de este año. Este importante evento incorpora importantes iniciativas de política pública del Gobernador Pedro Pierluisi como mejores condiciones de retiro para policías y justicia salarial para maestros, bomberos y oficiales correccionales, entre otros servidores públicos.  También garantiza el pago del Bono de Navidad al cual tienen derecho todos los empleados públicos.

El nuevo Plan Fiscal incluye $3,800 millones para la Reforma del Servicio Público, sin recortes en los beneficios de pensión de los empleados públicos.

Otros $10,300 millones fueron incluidos para las aportaciones al Fideicomiso de Pensiones para los próximos 10 años, en ánimo de asegurar el pago de las pensiones de los empleados públicos.  El Plan Fiscal incluye, $850 millones adicionales para garantizar los beneficios completos de pensión para los policías cobijados bajo las Leyes 1 y 447.

Para garantizarles la cubierta, bajo el Plan Vital, a los policías activos y retirados hasta que sean elegibles para Medicare, se incluyeron $700 millones por los próximos 30 años.  Así mismo, el Plan Fiscal da continuidad a las reformas gubernamentales que promueven la participación en la fuerza laboral mediante incentivos como el crédito por trabajo, transforman el sistema de educación de kínder a duodécimo grado y mejoran la competitividad de la economía puertorriqueña reduciendo los obstáculos para la creación y sostenimiento de pequeños negocios. También mantiene otras reformas gubernamentales proveyendo energía más confiable, más limpia y más barata y mejorando los sistemas de transportación.

Además de todas las bondades, el PAD tiene importantes implicaciones para los retirados. La política pública del Gobierno de Puerto Rico ha sido garantizar el pago de las pensiones, reestructurar las operaciones de los Sistemas de Retiro y viabilizar un sistema funcional permanente que no se base en poner parchos temporeros para no terminar nuevamente en la insolvencia. Desde el 2017, los sistemas se encuentran insolventes y sin activos. Aun así, se tomaron todas las medidas para cumplir con todos los pensionados.

El Plan de Ajuste incide sobre el sistema de retiro en cuatro aspectos principales. El primero es que no contempla ningún recorte a las pensiones actuales de los sobre 165, 000 pensionados, de los cuales alrededor de 47, 000 son maestros. Por otra parte, restituye las aportaciones e intereses de los participantes de Reforma 2000 y de los participantes del programa hibrido, quienes entraron al servicio público del 1 de julio de 2013 al 30 de junio de 2017. Dichas contribuciones nunca fueron segregadas e invertidas en cuentas individuales como se supone que se hiciera en cualquier Programa de Aportaciones Definidas. Estas aportaciones serán transferidas en efectivo a las cuentas del Plan 106 de los participantes activos y reembolsadas a los participantes inactivos.

El tercer aspecto consiste en la creación de un fideicomiso de reserva para el pago de las pensiones como una garantía adicional del pago de las pensiones a través del programa “Pay as You Go’’, creado al amparo de la Ley 106-2017. Este fideicomiso se crea para que en caso de que durante algún año fiscal determinado el gobierno experimente algún déficit presupuestario se pueda continuar garantizando el pago de la totalidad de las pensiones a nuestros jubilados.

El cuarto aspecto del plan consiste en la inclusión automática al Seguro Social de todos los jueces y maestros menores de 45 años y la opción de ingresar a los de 45 años o más y la preservación de los beneficios acumulados hasta el 15 de marzo de 2022 de por parte de dichos funcionarios.

Sin duda alguna, hoy Puerto Rico se encuentra en una mejor posición que en el pasado, tras este importante paso de avance.  Ya está lista la ruta para la implementación que viabilizará el crecimiento de la economía de la Isla y garantizará una mejorar calidad de vida para toda su gente. A caminar…